Empezar a tocar el piano

Empezar a tocar el piano

¡Que no cunda el pánico! Todo lo que tienes que saber si vas a empezar a estudiar piano.
Es normal estar un poco desorientados a la hora de iniciar nuestros estudios musicales, pero ya sea de forma autodidacta o en un conservatorio o escuela de música, estos ítems te ayudarán a aprender de forma eficaz y positiva.

Instrumento:
Lo principal es intentar, en la medida de nuestras posibilidades tener un buen instrumento. No es lo mismo un piano eléctrico que uno acústico; ¿o acaso la guitarra eléctrica es igual que la acústica? Nuestra recomendación es que busques un piano acústico nuevo o de segunda mano y que lo pruebes antes de comprarlo. Es importante que estés cómodo a la hora de tocar y que la maquinaria esté en buen estado. Comprueba cada que cada tecla funciona correctamente y abre el piano para ver si tiene humedad. Pulsa los pedales para comprobar que no crujen y mira que la tabla armónica situada en la parte de atrás del piano (si es vertical), presenta buen aspecto.

Transporte:
Algo muy importante es el traslado de nuestro instrumento. Siempre debe ser realizado por profesionales ya que de ello depende que tenga una larga vida. Un piano, al igual que un coche, pierde valor desde que lo sacamos de la tienda, pero si lo cuidamos puede acompañarnos durante toda nuestra vida. Sí vamos a trasladar un piano de cola, debemos tener en cuenta que los profesionales van a desmontar el pedalero y quitarán las patas. El piano viajará volcado y para que no sufra es esencial que sea manipulado por alguien con experiencia. Si transportamos un piano vertical seguramente deban volcarlo para hacerlo pasar por pasillos estrechos o escaleras. El precio del transporte varía en función de los kilómetros de distancia, y las plantas que tenga que subir sin ascensor. Este problema se soluciona si no hay que subir escaleras.

Ubicación:
Es importante que el piano se encuentre en una sala en la que el sonido pueda expandirse. Si lo colocamos en una habitación pequeña, el exceso de decibelios nos podrá causar una lesión en el órgano auditivo y además será muy incómodo durante el tiempo de ensayo. Podemos variar la intensidad del sonido cerrando la tapa, colocando alfombras o cualquier otro elemento textil que absorba sonido.

A la hora de estudiar es recomendable hacerlo con el piano cerrado y abrirlo de vez en cuando para poder disfrutar de todo su potencial sonoro.

Mantenimiento:
Los pianos acústicos deben afinarse por lo menos una vez al año. Para ello es esencial llamar a un profesional ya que cada una de las 88 teclas que tiene un piano tiene a su vez tres cuerdas. Cada una de esas cuerdas están sujetas a una clavija que soporta muchos kilos de tensión. Su correcta graduación depende en gran medida de los sistemas electrónicos que utilizan los afinadores y del oído del profesional que realice el trabajo.

Por otro lado, el instrumento debe situarse en un lugar alejado de corrientes y fuentes de frío o calor. Su temperatura debe ser lo más estable posible.

Estudio:
El siguiente gran paso es la creación del hábito de estudio. Aprender un instrumento es como aprender un idioma. Su desarrollo físico hace que sea prácticamente imposible aprenderlo correctamente si no existe una constancia semanal. Es importante que practiques al menos durante 5 días a la semana. Por nuestra parte recomendamos que lo hagas cada día mas o menos a la misma hora. Debes elegir un momento en el que puedas estar concentrado.

Repertorio:
Si estas en un conservatorio o escuela, lo que toques dependerá de tu profesor, pero siempre nos gusta recomendar que toques además lo que te apetece. Esa melodía o canción que tanto te gusta, puede interpretarse en el piano y para ello puedes mirar un tutorial o hacérselo saber a tu profesor. Lo importante es ser felices por medio de la música. Y ahora…¡¡¡A disfrutar!!!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.