Beneficios de empezar a estudiar piano

Beneficios de empezar a estudiar piano

Beneficios de empezar a estudiar piano: Efectos del aprendizaje musical

La vinculación de la música como terapia para el ser humano ha estado presente desde la antigüedad. En Mesopotamia, la música era utilizada para aplacar la ira de los dioses. En diferentes culturas primitivas se pensaba que la música podía liberar al hombre de los malos espíritus. La música era algo asociado a la divinidad, algo que se asociaba en diferentes culturas a lo largo del mundo.

Nuestros antepasados los griegos y los romanos consideraban, mediante la teoría del Ethos. Determinados modos estaban relacionados con la virtud mientras que otros orientaban al pueblo hacia el mal, pensamiento que ha estado vigente durante siglos.

Ya en la Edad Media, la música era capaz de mejorar las enfermedades de los monarcas e incluso el insomnio, aunque fue ya en el S.XX cuando se iniciaron los primeros estudios científicos a este respecto.

Benefícios del aprendizaje

Beneficios de empezar a estudiar pianoLas primeras investigaciones vinieron a demostrar las diferentes respuestas sobre la circulación. El ritmo cardíaco y la frecuencia respiratoria en personas que escuchaban diferentes tipos de música. Los resultados indicaron que determinadas escalas musicales proporcionaban en el oyente estados de relajación o estrés. En las últimas décadas además, diferentes estudios han demostrado el alto beneficio de la música en la salud física y mental en individuos de todas las edades.

Cuando un músico hace sonar un instrumento, está produciendo una serie vibraciones acústicas que se propagan a través del medio. Esta energía es captada por el sistema auditivo que procesa impulsos nerviosos en nuestro cerebro. La información es procesada por nuestro cerebro que la traduce en diferentes sensaciones físicas o emocionales. Llegando incluso a evocar situaciones, sensaciones o ideas relacionadas con nuestros condicionantes genéticos.

Como funciona el cerebro de un pianista

El cerebro de un pianista es diferente del resto ya que a la hora de tocar el instrumento se producen numerosas acciones simultáneas que activan diversas partes del cerebro. La utilización de ambas manos, los pies y la escucha polifónica diferencian al instrumento rey de todos los demás. Todo esto se traducen en numerosos movimientos motores, lectura de un código escrito de gran precisión y complejidad, utilización de todos los sentidos en un alto grado de atención (vista, oído y tacto).

Además a nivel cerebral se activan conexiones que fomentan la concentración y a la vez la sensibilidad artística. Todos estos elementos son claves en la formación musical y convierten a los principiantes del piano en auténticos deportistas de élite que trabajan de una forma muy profesional desde muy temprana edad.

A largo plazo, se ha demostrado que la práctica musical profesional ayuda a la prevención de enfermedades neurodegenerativas. El aumento del volumen de materia gris y blanca es un aliado ante la neurodegeneración celular.

La música es algo que llega al corazón y cerebro de todo el mundo. Su emoción ayuda a dotar de significado nuestras vidas, pero si además comienza a tocar un instrumento tan completo como es el piano, el músico gozará de un entrenamiento cerebral continuo y muy beneficioso.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario